Una de las mayores preocupaciones de los padres de niños con TDAH, es saber si aquello les va a marcar en el futuro. Muchas son las dudas que surgen, ya no solo por el tratamiento que deben seguir, sino sobre las secuelas o consecuencias futuras si es que las hubiese.

A %d blogueros les gusta esto: