Fumar durante el embarazo está asociado con un aumento del riesgo de que el bebé desarrolle el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y un nuevo estudio sugiere que esa probabilidad también se extiende a las embarazadas que utilizan una terapia de reemplazo de la nicotina.

A %d blogueros les gusta esto: