Investigadores da Universidade de Yale, en New Haven (EUA) descubriron que os nenos con trastorno de déficit de atención e hiperactividade (TDAH) son menos propensos a ser ferido e ser coidado na sala de emerxencia cando están a recibir ningún tratamento medicamentoso.